La fundación de esta bella iglesia situada frente al parque de Las Palmeras, se debe en gran parte al señor Carlos Heny, miembro fundador y directivo para esa fecha de la Urbanización Caribe, quien tuvo la suerte de estar presente en una reunión donde sus consocios, cambiaban opiniones sobre el cumplimiento de la última voluntad del Dr. Maximiliano Sosa Báez, quien en su testamento había dejado la cantidad de trescientos mil bolívares, para que se construyera una capilla en esa urbanización.

Los socios reunidos pensaban, que lo complicado no era hacer la capilla sino saber a quién se la podían entregar después de terminada. Luego de discutir bastante sobre el particular, Don Carlos Heny sugirió la idea de ofrecérsela a los Padres Dominicos, por conocer la iglesia que los mismos tenían en Campo Alegre, la cual no solo era muy bella, sino que funcionaba también como un colegio, lo que demostraba que esta congregación era muy emprendedora y progresista.

 

Casi todos los presentes estuvieron de acuerdo con esta idea, y comisionaron al señor Heny para que tratara el asunto con los Padres Dominicos. Así lo hizo, y les expuso el proyecto y la oferta de la Urbanización “Caribe”, y el, aunque todo era perfectamente aceptable, los Dominicos le informaron que ellos no podían decidir hasta que no lo supiera el Padre Provincial, trámite que por cierto llevó bastante tiempo. Al fin llegó una orden afirmativa para aceptar la iglesia, pero siempre que no mediaran condiciones visiblemente aceptables.

Mientras la compañía “Breve” construía la capilla por encargo de la Urbanización y del Albacea de Don Maximiliano Sosa, los Dominicos llenaban de permiso, tanto de la Orden como del Arzobispo de Caracas y aquilataban los términos del contrato a celebrarse. EL día 18 de mayo 1952 a las 10 y 30 min de la mañana, el Exemo y Revmo seños Arzobispo de Caracas, Monseñor Lucas Guillermo Castillo, hizo la bendición solemne de la nueva iglesia, asistido por los padres siguientes: Pbro. Dr. Francisco Maldonado, Párroco de Nuestra Señora de la Candelaria, Padre Arcángel Martínez Superior de la P.P. Dominicos de Campo Alegre, Padre Aureliano Prieto, Superior de la P.P. Dominicos de Caracas, y el Hermano Fray José Antonio Santamaría. Asistieron además los señores Gustavo Adolfo Básalo Sosa. Albacea del Dr. Maximiliano Sosa: Dr. Miguel Ángel Sosa Michelena, en representación de la Directiva de la Urbanización “Caribe” y una nutrida concurrencia de fieles tanto de Caracas como del Litoral. Después de bendición se celebró la primera misa en la nueva iglesia el Padre Miguel Ángel Martínez, cantada por el Coro Vasco, bajo la dirección del Padre Florentino Bravo y con asistencia del Excmo. Sr. Arzobispo

 

Durante la misa hablo breves palabras el Dr. Francisco A. Maldonado, enalteciendo la obra de los fundadores de esta nueva y hermosa iglesia, y el acierto al entregarla a los celosos y responsables Padres Dominicos. A partir de ese día, se celebraron misas solo los domingos y fiestas de preceptos, mientras se completaba la obra interior y se construía la casa parroquial.

Esta fue bendecida el 3 de enero de 1953 por el M.R. Padre Provincial Fray Julián Fernández , quien confirmo al Padre Ángel Martínez el nombramiento del primer Capellán, hecha ya por el último Capítulo Provincial, determinado al mismo tiempo que fijara su residencia en la Casa Parroquial de la Iglesia acompañado del Hermano Fray Manuel Manojas, a fin de que continuara lo que faltara y atendiera debidamente el culto en tan bella iglesia, que desde el primer momento fue dedicada al Padre Santo Domingo de Guzmán para que la bendijera la obra y a los que trabajaran en ella.

El Padre Ángel Martínez, estando montado en lo alto de una escalera donde pensaba hacer unas reparaciones en el techo de la iglesia, perdió el equilibrio y cayó estrepitosamente, sufriendo múltiples fracturas y muriendo casi en forma instantánea, eso sucedió el 28 de febrero de 1977.

Después de su muerte, se encargó de la Iglesia el Padre Pedro Cáceres; posteriormente este fue sustituido por el Padre José María López como Párroco, y finalmente encargaron de la dirección de la Iglesia de Tanaguarena al Padre José María González